catalog_tyre_img_alt
Por favor esperardotted
Cesta
#
71-4469
Su cesta está vacía

¿Cuál es la diferencia entre luces altas y bajas?

999 Vistas

En un coche podemos encontrar muchas luces diferentes, las cuales pueden e incluso deben ser encendidas dependiendo de la situación concreta al volante, como en caso de niebla espesa, en carreteras secundarias oscuras, en un túnel, etc.

Dos de estas luces, que desempeñan funciones diferentes, son las luces bajas o de cruce y las luces altas o de carretera. En este artículo, vamos a arrojar algo de luz sobre este tema y a explicar cuál es la diferencia entre luces de posición, cruce y carretera, viendo para qué sirve cada una de ellas y cuándo es necesario encenderlas. Además de evitar posibles multas, circularemos con la iluminación más adecuada en todo momento, así que, ¡comencemos!

1. Cuáles son las luces de cruce y cuándo se utilizan

Se trata de las luces que podemos encender durante la conducción para, por un lado, ver nosotros mismos la carretera y, por otro, ser visibles a los demás conductores y usuarios de la misma.

En concreto, se trata de las luces del vehículo que se encienden en condiciones de oscuridad, entre el al anochecer y la salida de sol, para iluminar la vía por la que se circula. Se utilizan en el tráfico urbano y en vías fuera de la ciudad muy transitadas, así como cuando la visibilidad es escasa debido a la lluvia, a la nieve o a la niebla. También hay que activarlas a cualquier hora al entrar en un túnel o tramo de vía señalizado como tal, en un aparcamiento o en un carril habilitado para la circulación en sentido contrario.

La luz de cruce de coche tiene un alcance de entre 50 y 60 metros y está concebida de tal modo que su luminosidad y ajuste permite iluminar la calzada, haciendo visible para la persona que conduce cualquier obstáculo que se encuentre en ella, pero al mismo tiempo no deslumbra con su presencia a los demás usuarios.

cuáles son las luces de cruce y cuándo se utilizan

Cuando encendemos estas luces, tanto los faros delanteros del coche como las luces traseras se iluminan. La disposición de la luz del lado derecho es más alta y cubre una distancia algo mayor. Esto permite reconocer mejor y antes los obstáculos situados en la parte derecha de la vía y, en caso de emergencia, evitarlos reaccionando a tiempo.

Ahora bien, si llevamos el vehículo muy cargado, el ángulo del cono luminoso cambia, pudiendo causar deslumbramiento al tráfico que circula en el sentido contrario. En ese caso, es necesario proceder a reajustar la orientación de los faros. Esto puede hacerse manualmente valiéndose de una ruedecilla de ajuste situada junto al volante, normalmente en el lado izquierdo.

¿Cómo se encienden las luces de cruce?

En la parte que rodea el volante suele haber un interruptor que permite accionar las diferentes luces y bombillas de faro del coche. Normalmente se trata de un interruptor giratorio alrededor del cual aparecen varios símbolos. Hay que girar la flecha de dicho interruptor hasta el símbolo correspondiente: la luz con cuatro o cinco rayas apuntando hacia el suelo. Un símbolo verde se iluminará al activar estas luces.

Por otro lado, muchos automóviles están dotados de un sistema de encendido automático de luces. En este caso, las luces cortas se encienden automáticamente en condiciones de oscuridad o escasa visibilidad, por ejemplo, al entrar en un túnel.

2. Cuáles son las luces de carretera y cuándo se utilizan

Mientras que la luz de cruce puede estar encendida en todo momento durante la conducción, ya que no deslumbra a otros vehículos y usuarios de la vía pública, la luz de carretera cuenta con un haz mucho más ancho y brillante que puede ocasionar deslumbramiento, siendo utilizada de forma limitada. Cuando oscurece y, por tanto, la visibilidad es muy reducida, los conductores que circulan por carreteras comarcales y locales, por ejemplo, necesitan más iluminación que aquella que pueden proporcionar las luces de posición, de cruce o de circulación diurna del vehículo. En este caso, la luz larga es la que puede ayudar a iluminar suficientemente la calzada. A continuación veremos qué se debe tener en cuenta a la hora de utilizarla.

¿Cuándo se puede encender la luz larga o de carretera?

El Reglamento General de Circulación contiene mucha información en lo que se refiere a la diferencia entre luz de cruce y carretera y cuándo está permitido o no el uso de las mismas.

En concreto, en lo que respecta a la luz de carretera, el artículo 100 de dicho reglamento indica que los faros correspondientes deben estar instalados en los respectivos vehículos de motor y que dicha luz solamente puede ser encendida cuando no haya tráfico en el carril contrario de la calzada y la visibilidad sea muy reducida. Este último el caso de las vías consideradas como insuficientemente iluminadas, es decir, aquellas en las que no es posible distinguir un vehículo oscuro a un distancia de 50 metros, ni leer una placa de matrícula a una distancia de 10 metros.

Asimismo, solo puede utilizarse si el vehículo se encuentra en movimiento, circulando a una velocidad de más de 40 km/h. Las luces largas del coche alcanzan unos 100 a 200 metros e iluminan de forma uniforme la vía que hay por delante de él. Con ellas encendidas, solo se puede circular a la velocidad que permita detener el vehículo con seguridad dentro del tramo iluminado de la calzada.

El uso de la luz de carretera o largo alcance está prohibido en las siguientes situaciones:

  • Si se deslumbra a otros usuarios de la carretera por delante o por detrás. En cuanto venga un coche en dirección contraria, deberá apagar esta luz y cambiarla por la de cruce, ya que puede deslumbrar al otro conductor y con ello ocasionar un accidente. Puesto que esta luz puede suponer un riesgo para los demás, no debe dejarse encendida todo el tiempo.
  • En condiciones de lluvia intensa, niebla y nieve. La razón es que los copos de nieve y las gotas de lluvia reflejan la luz, pudiendo quedar cegados por ellos. En estos casos, deben encenderse las luces antiniebla.
  • Hay animales salvajes o especies cinegéticas en la carretera. Es necesario apagar las luces de carretera, ya que, de lo contrario, animales como los ciervos podrían quedar deslumbrados y detenerse asustados, colisionando así con su vehículo.
  • Hay suficiente alumbrado exterior.
  • El vehículo se encuentra parado.

Por otro lado, puede emplear estas luces alternándolas en forma de ráfagas o destellos como señal de advertencia cuando se vea a sí mismo o a otros usuarios en peligro. Su uso está prohibido para otras finalidades o advertencias no previstas en el reglamento, como avisar de la presencia de un control de tráfico.

¿Dónde se encienden las luces largas en el coche?

encender la luz de carretera con la palanca de los intermitentes

La luz de carretera, como la que emite una lámpara de faro Philips para coche, se enciende mediante una palanca independiente del interruptor giratorio que acciona las demás luces. Dicha palanca también suele estar situada en el entorno del volante y a menudo se encuentra integrada en la palanca de los intermitentes. Para encender la luz de carretera con la palanca de los intermitentes, hay que tirar de ella hacia delante o empujarla hacia atrás. Cuando la luz de carretera está encendida, también se activa una luz indicadora correspondiente en el salpicadero.

3. Luces de posición, ¿cuáles son y cuándo se utilizan?

Una vez analizadas las luces de cruce y de carretera, echaremos un vistazo a otro tipo de luces que juegan un papel fundamental en nuestros vehículos: las luces de posición. Se trata de una luz pequeña y mucho más débil que la de cruce, pero claramente visible en la oscuridad. Deben encenderse siempre que estemos conduciendo en condiciones de oscuridad, como entre el ocaso y el amanecer, y tengamos que inmovilizar o aparcar el vehículo durante un corto intervalo de tiempo. Esto puede darse en el arcén de una vía o travesía con poca iluminación. Si se dispone de suficiente alumbrado público, su uso no es necesario.

Para garantizar que los demás conductores vean el coche, hay dos luces en la parte delantera del coche y dos luces en la parte trasera. Cuando se apaga el motor, las luces de posición permanecen encendidas, siendo una diferencia respecto a las luces de cruce y carretera, las cuales se apagan automáticamente. La luz de posición no constituye una alternativa a la luz de cruce ni a a la de conducción diurna, ya que no es lo suficientemente clara.

4. Otros aspectos a considerar en lo que se refiere al tipo de iluminación y a la luz de cruce y luz de carretera

No hay que olvidar que para las luces de un vehículo pueden emplearse distintos tipos de lámparas. Ante la pregunta: ¿lámparas LED, xenón o halógenas?, cabe señalar que los tres tipos de lámparas pueden ser utilizados en las luces cortas y en las de carretera. Cada una posee sus propias ventajas, inconvenientes y recomendaciones de uso, lo que hace que elegir el tipo de lámpara o bombilla adecuada para las distintas luces no sea una tarea fácil. Para ayudarle en ella, aquí podrá obtener algunas pautas sobre cómo elegir las bombillas del coche.

La tecnología de iluminación va un paso más allá en muchos casos, como, por ejemplo, con la tecnología de luces adaptativas. En lugar de apagar las luces de carretera, las alinea de tal modo que evita deslumbrar a los conductores que vienen en sentido contrario, pero al mismo tiempo proporciona una iluminación suficiente de la carretera.

Asimismo, conviene señalar la existencia de dos tipos fundamentales de bombillas para los faros: H4 y H7. La diferencia fundamental es la tecnología que hay detrás de ellas. A grandes rasgos, los modelos de coches más antiguos suelen seguir teniendo bombillas H4, mientras que los más modernos están equipados con las del tipo H7. Por su parte, los faros halógenos pueden tener instaladas bombillas H4 o H7.

Conclusion

Para no ponernos en peligro a nosotros mismos ni a los demás usuarios de la carretera, es importante saber cuándo hay que encender o apagar las distintas luces del coche. Las más conocidas son las luces de cruce o corto alcance y las de carretera.

La luz de carretera es un haz de luz proyectado hacia delante por el faro de un coche que cubre una amplia zona de la carretera y deslumbra a los ojos de quienes vienen de frente o circulan delante de nosotros en el mismo sentido. Se utilizan de forma limitada y en condiciones restringidas.

La luz de cruce constituye el haz de luz aceptado que emite un vehículo y que cubre una zona más reducida de la carretera sin proyectarse por encima de una determinada altura para evitar deslumbrar a los demás.

Tenga en cuenta la información que hemos presentado aquí para conocer la diferencias entre estos tipos de luces y las condiciones en las que deben ser encendidas. Al contar con la iluminación adecuada según la situación y evitar deslumbramientos, no solo evitará multas, sino que también estará velando por su seguridad y por la de los demás personas que comparten la vía pública con usted.

Principales productos sobre el tema: